Connect with us

Noticias

Simón reconoce que la epidemia está fuera de control y pide ayuda a los influencers

Simón reconoce que la epidemia está fuera de control y pide ayuda a los influencers 1

La rueda de prensa de Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, empezó con una frase desesperanzadora: «En España desgraciadamente no ha habido grandes cambios respecto a la semana anterior, sigue subiendo un alto número de casos, tenemos 7.039 nuevos contagios, 3.349 casos diagnosticados con fecha de ayer (377.906 en total) y el número de fallecidos es de 122 con fecha de defunción en los últimos 7 días».

El epidemiólogo dijo que el ascenso en el número de muertos «se debe a una notificación tardía de Aragón y a otra comunidad que es la que más fallecidos está notificando que es Madrid, la misma que más casos está notificando en este momento, representa un tercio de los casos diagnosticados ayer y un tercio de los casos con fecha de inicio de síntomas en los últimos 7 y 14 días».

En total, hay 1.126 brotes activos que van aumentando «y a medida que las comunidades hacen más esfuerzo se van detectando más, pero lo que nos interesa ahora es valorar cómo evolucionan: los de temporeros van descendiendo y el grueso de los brotes se centra en el ámbito social (las reuniones familiares y ocio nocturno representan alrededor del 40 por ciento de los brotes y de los casos) y sabemos que en estos últimos días han subido los brotes en centros sociosanitarios (7,7 por ciento del total)».

Simón recalcó, en cualquier caso, que «se está haciendo un esfuerzo diagnóstico importante; los casos son diferentes a los notificados antes, y no porque el virus haya cambiado sino porque se está detectando un volumen muy importante de casos: el número de PCR está incrementándose mucho, ahora mimos estamos haciendo por encima de las 60.000 PCR diarias de promedio», señaló el médico. Simón agregó que se están detectando muchos casos porque estas pruebas se están haciendo en zonas donde hay riesgo de transmisión, es decir, «donde se indetifica algún caso con alguna sintomatología y esto hace que haya PCR bien dirigidas y que no busque donde la probabildiad de infección es prácticamente nula».

La enfermedad está afectando mayoritariamente a jóvenes, «la edad media actual es de 39 años y en los hombres de 37. Si observamos solo los últimos 15 días la edad baja a los 35 en ambos sexos. Sin embargo, en el pico de la epidemia la edad media era de 62-63 años y a principios de mayo era de 53 años. Lo que detectamos ahora es muy diferente y también lo son las tasas de hospitalización, que son bajas: 4%, así como la letalidad que también ha ido bajando: 0,4%, que es lo que esperábamos según el tipo de casos que estamos observando».

«Si dejamos que la pandemia siga hacia arriba acabaremos teniendo muchos hospitalizados, muchos ingresados en UCI y muchos muertos»

Simón quiso enviar un contundente mensaje, con mucha más rotundidad que en otras ocasiones: «Las cosas no van bien, que nadie se confunda. Es un momento para parar. El que detectemos mucho no significa que no haya transmisión, cada vez tenemos más transmisión y es importante. Si dejamos que la transmisión siga hacia arriba acabaremos teniendo muchos hospitalizados, muchos ingresados en UCI y muchos muertos. Por favor que no se confunda nadie. No nos vale pensar que por ser joven no pasa nada porque ese joven genera casos en personas mayores o vulnerables».

Simón continuó lanzando un mensaje de advertencia y también de ayuda acudiendo a los «influencers»: «Hemos detectado problemas con los temporeros, y seguirá habiendo casos pero se han conseguido reducir el número de personas asociadas a estos brotes, se ha disminuido la transmisión comunitaria en Lérida, La Litera (Huesca), Aragón…El siguiente paso nos los generó el ocio nocturno asociado a las vacaciones. Entiendo que la gente quiera ir de fiesta pero hay maneras y maneras de hacerlo. Todos aquellos que podemos influir sobre la población debemos concienciar a la gente de lo que hay que hacer. Hay muchos “influencers” en España con visibilidad muy grande que pueden ayudar a controlar la epidemia. Es cierto que lo que vemos ahora no es lo mismo que antes pero no podemos dejar que siga hacia arriba».

Positividad de las PCR en España por encima del umbral de la OMS

Preguntado por qué lanza este mensaje ahora y no antes, Simón dijo que «llevo muchas semanas diciendo que hay que tener cuidado y que esto no se ha acabado, pero me da la sensación de que esos mensajes no eran suficientemente contundentes o no conseguía que otras personas que podían ayudar lo hicieran. Pensé que tenia que decir claramente que hay que hacerlo mejor».

El epidemiólogo fue preguntado por la prensa internacional por la positividad de las PCR que tenemos en España. Actualmente se ubica en un 7 por ciento respecto al 1 por ciento de hace un par de meses y está por encima del umbral que establece la OMS, de 5, que puede indicar que esta la epidemia se está descontrolando.

Simón le respondió que el de la OMS es un indicador más, pero también influye la incidencia global, la forma en que se hace la búsqueda de casos, el número total de infectados que creemos que se detecta respecto a lo que se detectaba previamente…«En España tenemos una evolución mala, pero la distribución geográfica es muy particular: una comunidad incrementa sus casos, luego se estabiliza y cuando llega a unas con mucha población tiene un impacto importante en el indicador nacional. Es cierto que no estamos en una situación favorable y si bien hay una disparidad territorial todos van para arriba. Y aunque a nivel nacional no podemos hablar de que la epidemia esté fuera de control, en algunos lugares, sí».

Respecto a los rastreadores, Simón dijo que se tienen que valorar en cuanto a la población pero también en cuanto a la evolución de la epidemia. «Además, en España tenemos 35-40 grandes ciudades donde se concentra un gran porcentaje de población respecto a zonas rurales con población muy asequible para hacer un seguimiento diario de todos ellos». En este sentido, recordó que las aplicaciones de rastreo de contactos, como Radar Covid, «pueden ayudar pero no son la panacea, no implica que se haga un seguimiento correcto de los mismos».

Vuelta al cole: «Hay margen de actuación»

Respecto a la vuelta al cole dijo que «hay un margen de actuación, y los centros deben aplicar las guías de las consejerías y de Educación. Hay también margen de actuación para que las comunidades apoyen, también hay margen a nivel central para que Sanidad y Educación redactemos guías y protocolos que garanticen la respuesta correcta ante situaciones que se van a poder plantear. Todo esto se está haciendo, no está todo implementado ahora, y margen pero lo cierto es que hay que hacerlo y hacerlo bien. Dicho eso: no podemos tener a nuestros niños sin estudiar, no podemos hipotecar la competitividad de nuestras promociones de niños, no podemos hacer que dos promociones no tengan el nivel de educación que cualquier otra, creo que se conseguirá. Es un año, esperemos que no sean dos. Pero hay que aprender a convivir de la manera más segura posible con el virus. Los centros deben hacer un esfuerzo por abrir, pero no es lo mismo un niño que tiene ordenador y una wifi con otro que comparte habitación con otros hermanos y padres y que no tiene ordenador ni wifi. Hay que hacer un esfuerzo por dar la educación presencial».

En cuanto a la reunión de Sanidad y Educación prevista para el próximo día jueves, Simón no quiso intervenir en el supuesto paquete de medidas que podrían aprobarse.

PCR masivas en centros.

Respecto a las PCR masivas que se plantean para centros en algunas comunidades como Asturias, Simón dijo: «Para diagnosticar casos tenemos que dirigir nuestra estrategia allí donde puede haber personas infectadas. Es verdad que puede haberlas en cualquier sitio pero no con la misma probabilidad. La PCR realizada a una persona que sale negativa sin síntomas no implica que no pueda ser positiva al día siguiente. Si se hace una PCR y sale negativa el siguiente paso es hacer anticuerpos y el siguiente paso es: ¿qué quieren decir estas pruebas de anticuerpos de las que no nos fiamos ningún técnico? Es decir, son opciones, pero no tenemos que pretender que se generalicen y que sean ejemplos para todos. En zonas y momentos, situaciones de transmisión concretas…puede incluso hasta que se recomiende desde el ministerio y de todas partes. Pero plantearlo de forma genérica me cuesta. Y el problema es cuándo haces la PCR: ¿A principios de septiembre, una vez cada 15 días, una vez cada semana?».

Uso de mascarillas en el colegio

Respecto a las mascarillas en los colegios, Simón dijo que «no queda claro entre los niños su rol en la transmisión de la epidemia, aunque los que se infectan, en general, tienen cuadro leve. Se pueden usar diferentes opciones para reducir la transmisión en los colegios; hay niños en los que llevar la mascarilla es complicado, a no ser que convirtamos a los menores de 6 años en autómatas. En los más mayores sí se puede garantizar y se tiene que valorar el uso de mascarillas, pero que además implican aprovisionamiento, desecho pero también que su uso fuera de las aulas se realice correctamente. En el colegio hablamos del tiempo lectivo, pero también de entrada, salida, comedor…Son medidas importantes y que hay que valorar cómo aplicarlas correctamente y aplicarlas bien porque hacerlo mal podría ser incluso contraproducente, aunque es una opción. Habrá que ver si se usa a nivel general o algunas comunidades lo hacen y otras no».

Carga viral en los niños

Respecto a los estudios sobre la carga viral en niños, hay estudios que indican que tienen mayor o menor carga viral, «hasta hace poco había más estudios que valoraban que había más carga viral en niños pero además de los estudios de Suiza hay uno hecho en España que indica que entre niños la transmisibilidad es mucho más baja que entre otros grupos sociales. Tenemos informaciones en los dos sentidos. Una mayor carga viral, a priori, podría implicar más transmisión pero tener mayor carga viral en la esofaringe implica que hay que ser capaz de expelerla y los niños la tienen menos o a lo mejor las relaciones entre niños con adultos no es tan estrecha como nos pensábamos. Hay estudios que van en las dos direcciones y ahora es complicado tomar con responsabilidad una decisión tanto en un sentido como en otro. En esta situación hay que intentar ponerse en el lado prudente».

Inmunidad

En cuanto a los inmunizados, «sabemos por nuestro estudio de seroprevalencia, que se hizo muy cercano al momento pico y se además se hicieron varias oleadas, que en España tenían anticuerpos y, por lo tanto, habían estado en contacto con el virus un 5,2 por ciento de nuestra población. España hizo este estudio en el que cada tres semanas se volvían a encuestar a las mismas personas y podíamos valorar cuántos de ellos cuántos no estaban infectados previamente y se habían infectado en ese periodo, pero también podíamos saber cuántos habían sido positivos previamente y ya no lo eran. Con nuestro estudio detectamos que cada tres semanas o un mes, en España un 7 por ciento de los positivos inicialmente dejaban de serlo. Esto significa que cuando se hace un estudio de seroprevalencia muy alejado del momento pico puede ser que los indicadores de incidencia real que da tu estudio estén infravalorados porque tengas menos casos que los que realmente tuviste. Pero nosotros sabemos lo que tuvimos y lo que estamos teniendo ahora y el incremento no es exagerado. ¿Qué implica esto? Es cierto que va habiendo más incidencia, más gente inmunizada pero no hemos pasado de un 4 a un 40 por ciento ni muchísimo menos, podremos estar en vez de un 5 por ciento, en octubre en la próxima ola, en un 9 o 10, no lo sé pero no muy por encima de esas cifras. Y luego será muy complicado valorar esos que pierden los anticuerpos qué significan porque perder los anticuerpos tampoco significa perder la inmunidad, quiere decir que se pierden los anticuerpos que circulan en la sangre pero estos son producidos por células y estas pueden volver a producir anticuerpos cuando reciben el estímulo adecuado pero consideramos que son capaces de producirlos de nuevo. No tenemos certeza pero consideramos que la inmunidad de memoria permite recuperar los anticuerpos circulantes a niveles suficientes, al menos durante unos cuantos meses».

Fuente

+ Información
Pulsa para comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *