Connect with us

Noticias

Sánchez insta a Casado a negociar la renovación del Poder Judicial ya para aparcar la reforma con la que plantea sortear el veto del PP

Sánchez insta a Casado a negociar la renovación del Poder Judicial ya para aparcar la reforma con la que plantea sortear el veto del PP 1

Pedro Sánchez traslada la presión a Pablo Casado para que se avenga a negociar ya la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que lleva dos años en funciones si pretende que PSOE y Unidas Podemos aparquen la reforma que han planteado de la ley para sortear el veto del PP.  “Si el PP vuelve a la senda del sentido de Estado, que es la del sentido común, el Gobierno está más que dispuesto a llegar a un acuerdo ya, sin esperar un segundo más”, ha expresado el presidente en una rueda de prensa en Bruselas. La pelota está, por tanto, en el tejado del líder del PP, a quien ha acusado de pretender mantener al órgano de gobierno de los jueces con el reflejo de una mayoría parlamentaria de 2011 que es radicalmente distinta a la actual. “No es de recibo”, ha sentenciado: “Lo que no se puede hacer es mantener una posición de bloqueo que dura ya dos años y cuyos visos son estar seis años, hasta la próxima legislatura como mínimo”.

“Es importante saber exactamente cuál es la raíz, el origen, de la crisis institucional que se está viviendo en España como consecuencia del bloqueo del PP -ha expresado-. La propuesta que se ha planteado por dos grupos parlamentarios en el poder legislativo es una propuesta que plantea una salida, es una ley antibloqueo ante una posición de obstrucción total que desde hace dos años viene ejerciendo el Partido Popular en las Cortes para la no renovación [del Poder Judicial]”. “Tiene fácil solución: la solución es que el PP vuelva a la senda de la responsabilidad de Estado, del cumplimiento de sus obligaciones constitucionales y podamos abordar la renovación de un organismo fundamental para el funcionamiento de nuestra democracia”, ha afirmado el presidente. “El PP se sienta con el Gobierno, renovamos el Poder Judicial y superamos esta situación de bloqueo”, ha resumido en respuesta a las preguntas de los periodistas sobre la polémica proposición para cambiar las reglas de elección del órgano de gobierno de los jueces y sortear el veto del PP.

En la comparecencia tras la reunión del Consejo Europeo, Sánchez ha mostrado la mano tendida al PP para llegar a un acuerdo con las actuales normas, que requieren su participación en el acuerdo ya que la renovación se produce con mayoría de tres quintos en el Congreso y el Senado. Pero también ha defendido la propuesta legislativa que han presentado esta semana PSOE y Unidas Podemos para incluir una “cláusula de salvaguarda y antibloqueo” en caso de que sea imposible llegar a esa mayoría reforzada de 210 diputados. “Lo que no puede hacer el PP es utilizar la ley para incumplir la Constitución porque de igual manera el poder legislativo tendrá todo el derecho de modificar esa ley y que se cumpla la Constitución”, ha aseverado.

Pero el PP ha rechazado la oferta de Sánchez y ha reaccionado a la nueva oferta de negociación manteniendo las mismas exigencias que han provocado su bloqueo a dicha renovación desde que finalizó el mandato del órgano de gobierno de los jueces, en 2018, informa Iñigo Aduriz. 

Fuentes de la dirección de Pablo Casado han asegurado a elDiario.es que el ofrecimiento de Sánchez “es una cortina de humo tras la advertencia de la UE por su intento de acabar la independencia Judicial”. “Nuestra postura es la misma”, insisten en Génova 13. “Primero, que Sánchez rectifique y retire el proyecto que atenta contra la independencia judicial. Dos, que avance hacia la despolitizacion de la Justicia, como hemos propuesto. Tres, que Podemos no entre en la ecuación por ir contra las instituciones y la Constitución”.

La proposición registrada en el Congreso plantea que, de no alcanzarse el respaldo de los tres quintos, el CGPJ se pueda renovar con mayoría absoluta (176 votos, una cifra que la coalición puede alcanzar con sus aliados parlamentarios). Sánchez también ha sostenido que el gobierno de lo jueces en funciones “no puede seguir nombrando jueces”. “Tenemos que definir cuáles son las competencias que tiene en una situación de bloqueo como la que estamos viviendo”, ha dicho sobre la segunda parte de la propuesta impulsada por los grupos socialista y confederal, que establece limitaciones al Poder Judicial cuando caduca su mandato.

El presidente ha acusado al jefe de la oposición de haber roto unilateralmente en dos ocasiones el acuerdo para renovar el órgano de gobierno de los jueces -una en 2018 cuando la filtración de un mensaje de WhatsApp del entonces portavoz en el Senado, Ignacio Cosidó, presumiendo del control a los jueces lo hizo volar por los aires y la otra este verano cuando, según Sánchez, había un entendimiento “al 99%” y los conservadores “inexplicablemente” rompieron los puentes-. Pero al mismo tiempo se ha mostrado dispuesto a sentarse de inmediato a negociar el cambio en el Poder Judicial “bajo las premisas” de ese preacuerdo alcanzado el verano. “Llevo dos años esperando al señor Casado para renovar el Poder Judicial”, ha lamentado Sánchez: “Si a la tercera va la vencida, bienvenida sea”.

“Quien mantiene como rehén al Poder Judicial es el partido que bloquea desde hace dos años la renovación”, ha defendido Sánchez, que ha instado a Casado a negociar con las actuales reglas para que no sea necesario acometer la reforma de la ley para modificar las mayorías: “Si el PP usa la ley para bloquear la Constitución, el poder legislativo tiene la responsabilidad de modificar la ley para que se cumpla la Constitución. Como Ejecutivo le decimos al PP que estamos abiertos desde ya a sentarnos a negociar bajo las premisas acordadas en julio y agosto que inexplicablemente fueron rotas unilateralmente de nuevo por el PP, para llegar a una renovación cuanto antes, porque es lo que queremos”, ha zanjado. 

La exigencia que plantea el PP es que Unidas Podemos quede fuera de la negociación. La respuesta de Sánchez es que se debe respetar a los partidos que forman parte de la coalición, pero ha dejado claro que las conversaciones las pilota, en todo caso, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, por lo que técnicamente los de Pablo Iglesias no forman parte de ella. “El planteamiento me parece que dice poco de la voluntad de llegar a un acuerdo por parte del PP. Sabe que este es un Gobierno de coalición”, ha respondido Sánchez. “Lo he dicho en muchas ocasiones que no hay ministros del PSOE ni de Unidas Podemos, hay ministros del Gobierno de España. En este caso, con quien tiene que negociar el PP es con el ministro de Justicia, que es el encargado de estos temas en el Consejo de Ministros, es que me parece de sentido común”, ha rematado. 

La propuesta de reformar la ley para reducir la mayoría requerida para la renovación del CGPJ ha generado una gran controversia -PP, Ciudadanos y Vox han amenazado ya con recurrirla en los tribunales, pero también la mayoría de asociaciones de la carrera judicial la han criticado-. La polémica ha llegado también al Ejecutivo comunitario, que ha expresado sus recelos. No obstante, Sánchez ha restado importancia a esas críticas de la Comisión Europea –ha asegurado que nadie en Bruselas le ha hecho ningún comentario al respecto– y ha cargado contra el PP por llevar sus posiciones al marco comunitario en lo que considera que va en contra de los intereses del país.

“Respeto la opinión de ese portavoz”, ha respondido Sánchez al ser preguntado por la advertencia de Bruselas de que se debe preservar la “independencia judicial” ante el Legislativo y el Ejecutivo. De momento, en la Comisión Europea no tienen constancia de que el Gobierno español se haya dirigido para explicar a Bruselas el proyecto legislativo.

Sánchez ha mostrado su “respeto absoluto” a la posición del portavoz de Justicia de la UE y ha aprovechado la comparecencia para recordar el “planteamiento de oposición” que ha hecho el PP a lo largo de la pandemia, cuando cuestionó las “condiciones democráticas” de España en un informe remitido a la Comisión Europea en el que acusaba al Gobierno de abusar del poder a través del estado de alarma así como de “encubrir cifras” de fallecidos. “El PP ha utilizado todo contra el Gobierno de España para derribar al Gobierno”, ha continuado el presidente, que también ha asegurado que fue “testigo” de una reunión de Casado con embajadores de los veintesiete en la que puso en duda “la capacidad de gestión” y alertó del “nepotismo” del Ejecutivo a la hora de repartir los fondos europeos “como si España fuera un país sin controles o empleados públicos que defienden la transparencia, la rendición de cuentas y la lucha contra la corrupción”.

“Y ahora esto”, ha dicho Sánchez en referencia a la campaña que ha iniciado Casado en Europa contra la reforma impulsada por los grupos que sustentan al Gobierno incluso en una reunión con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von Der Layen; y el comisario de Justicia, Didier Reynders, este jueves. “No es nuevo, es una estrategia que viene implementando el PP y me parece un error. Es una oposición a los intereses del país, creo que se equivoca”, ha terminado.

Fuente

+ Información
Pulsa para comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *