Connect with us

Noticias

El Zoo, sobre el ataque del gorila a su cuidadora: «Ha sido una reacción imprevisible, es un animal pacífico»

El Zoo, sobre el ataque del gorila a su cuidadora: «Ha sido una reacción imprevisible, es un animal pacífico» 1

Pasadas las 10 de la mañana de ayer la tranquilidad se quebró en el Zoo Aquarium de la Casa de Campo. Un gorila de 200 kilos atacó sin previo aviso a su cuidadora, teniendo que ser trasladada de urgencia en estado grave al Hospital Clínico San Carlos con traumatismo craneoencefálico, traumatismo torácico, múltiples fracturas en el tórax y fracturas abiertas en sus miembros superiores, según informó el jefe de guardia del Samur-Protección Civil, Ángel Casas.

La trabajadora accedió con normalidad a las instalaciones interiores para efectuar la rutinaria tarea de reparto de desayunos, limpieza y preparación del enclave. Al entrar en una zona interior, acotada y con triple puerta, la cuidadora se encontró con Malabo, un gorila macho de 29 años, que había accedido a la misma por motivos que están siendo investigados internamente y por la Policía.

Allí se produjo el ataque. «Ella no se lo esperaba, ha sido una reacción del animal. Se activó el protocolo de seguridad con avisos a Policía y Samur y el equipo del zoológico logró apartar al animal de la cuidadora con un extintor y se le puso un dardo tranquilizante para trasladarle posteriormente al dormitorio», relata la portavoz del zoo María José Luis a ABC.

Tras rescatar a la cuidadora del fuerte «zarandeo» del primate, fue intubada por los servicios médicos, mientras que la Policía Municipal se hizo cargo de las investigaciones para esclarecer si el suceso, que está siendo tratado como un accidente laboral, fue un «fallo humano». «Lo que más nos preocupa es que evolucione favorablemente la cuidadora», reiteró en varias ocasiones la portavoz del centro.

«Un primate protector y cercano»

Según han explicado desde el Zoo Aquarium, Malabo, un gorila de costa, fue criado en las instalaciones madrileñas con biberón y es un animal «muy querido» por sus cuidadores, por lo que están sorprendidos por el suceso. Explican que el animal es «protector con el grupo, cercano con sus cuidadores y tiene un carácter pacífico», pero «las reacciones de los animales son imprevisibles».

«Ha sido una sorpresa para los dos. Un gorila si quiere desde el primer momento puede dar un golpe mortal, en este caso no ha sido así. Al animal se le ve afectado desde el punto de vista del comportamiento animal», explicó María Jesús Luis.

Tras el ataque, esa instalación de los gorilas permaneció cerrada durante todo el día. A primera hora se formaron colas esperando para entrar en el Zoo, pero la organización mantuvo las puertas cerradas aludiendo «problemas técnicos» hasta que evacuaron a la mujer herida.

Fuente

+ Información
Pulsa para comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *