Connect with us

Noticias

El director ejecutivo de TikTok deja la compañía en plena guerra con la Administración Trump

El director ejecutivo de TikTok deja la compañía en plena guerra con la Administración Trump 1

Cien días es lo que ha durado en el cargo Kevin Mayer como director general de TikTok. El directivo recalaba en la empresa china tras dirigir el desembarco de la plataforma de «streaming» de Disney. Era un movimiento para «americanizar» la aplicación a ojos de las autoridades, pero no ha aguantado la presión. Ha tirado la toalla aduciendo que el «entorno político ha cambiado».

El directivo ha renunciado en plena guerra de la compañía china con el Gobierno de Donald Trump, que firmó a principios de agosto una orden ejecutiva para prohibir a TikTok cualquier operación y transacción comercial en Estados Unidos. Una decisión que ByteDance, su empresa propietaria, ha calificado de «inconstitucional».

Medios estadounidenses informan que Mayer ha enviado una carta de despedida a su plantilla en la que lamenta la presión política sufrida desde hace varios meses. «En las últimas semanas, en un entorno político que ha cambiado bruscamente, he reflexionado mucho sobre lo que requerirán los cambios estructurales de la empresa y lo que significa para el papel que he firmado», reza el texto. «Con este telón, y esperando llegar a una resolución muy pronto, con gran pesar les hago saber que he decidido dejar la compañía».

«Pensamos que la dinámica política de los últimos meses ha cambiado significativamente el alcance del papel de Kevin en el futuro, y respetamos plenamente su decisión»

«Pensamos que la dinámica política de los últimos meses ha cambiado significativamente el alcance del papel de Kevin en el futuro, y respetamos plenamente su decisión.
Le agradecemos su tiempo en la compañía y le deseamos lo mejor
», señala en una declaración oficial dirigida a ABC un portavoz de la empresa asiática.

TikTok dispone de un plazo de 90 días (hasta el 15 de septiembre) para ser vendida a una empresa estadounidense si no, en caso contrario, deberá enfrentarse a su prohibición en Estados Unidos. La posición que ha defendido la Administración Trump es que la «app», el fenómeno global entre adolescentes, recopila datos de sus usuarios y considera que sus prácticas representan una amenaza para la seguridad nacional ante las sospechas de que transfiere información directamente al régimen chino.

La propia empresa emitió una carta esta semana en la que denuncia que no ha podido defenderse de las acusaciones y considera el veto del Gobierno estadounidense como «inconstitucional». En las últimas semanas ha sonado como potencial comprador empresas como Oracle o Microsoft, aunque finalmente no se ha llegado a un acuerdo para transferir sus operaciones. El Ministerio de Asunto Exteriores de China se ha opuesto hasta el momento a la venta forzada de TikTok. Una operación que, según sus criterios, viola los principios de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

TikTok ha negado de manera reiterada estas acusaciones asegurando que los datos de los usuarios residentes en EE.UU. se almacenan en servidores en el propio país aunque con una copia de seguridad ubicada en Singapur. Sus centros de datos -insisten- están ubicados fuera de China , lo que implica que, en la práctica, la información obtenida no está sujeta a la ley china. Aún así, expertos han señalado que la legislación china podría obligar a las empresas chinas locales como ByteDance a entregar datos al gobierno chino.

En la actualidad, el servicio cuenta con más de 1.000 millones de usuarios (80 millones en EE.UU.) y una de las aplicaciones con mayor proyección de crecimiento, superando incluso cifras de récords conquistadas anteriormente por Facebook. Vanessa Pappas, embajadora de TikTok en EE.UU., reemplazará a Mayer de forma provisional, según citan medios especializados.

Fuente

+ Información
Pulsa para comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *