Connect with us

Noticias

Cataluña confirma el cierre de bares y restaurantes ante el avance incontrolado de la pandemia

Cataluña confirma el cierre de bares y restaurantes ante el avance incontrolado de la pandemia 1

Situación grave, medidas graves. La Generalitat de Cataluña ho ordenado el cierre de bares y restaurantes, que solo podrán trabajar para servir comida a domicilio. De igual forma, y además de la restauración, las restricciones limitarán también al 30% el aforo de los comercios. En caso de locales de más de 400 metros cuadrados deberán tener controles de aforo en tiempo real para certificar esta limitación del 30%. Todos los comercios que impliquen contacto físico, a excepción de las peluquerías, deberán cerrar.

Del mismo modo, se suspenden ferias, congresos y convenciones, mientras que parques y jardines cerrarán a las ocho de la tarde. Tendrán que cerrar también salas de juego,casinos, bingos y parques de atracciones. Cines y teatros reducen su aforo máximo del 70% actual al 50%, el mismo aforo que deberán adoptar los gimnasios. Las medidas entrarán en vigor la noche del jueves al viernes y tendrán una vigencia de quince días.

Las actividades deportivas no profesionales también quedan suspendidas, aunque no los entrenamientos. Las nuevas medidas se suman a las ya anunciadas para las universidades, que desde mañana no hacen clases presenciales. Escuelas e institutos permanecen abiertos, igual que las actividades extraescolares. De forma genérica, la Generalitat ha pedido que se refuerce el teletrabajo en la medida de lo posible.

El objetivo, reducir la movilidad y las interacciones sociales. Por ahora no se plantean confinamientos perimetrales como los que sí se han adoptado en Madrid. Pese a la desigual incidencia de la propagación del virus en los distintos municipios catalanes, la Generalitat ha decretado un cierre de máximos, que afecta a todo el territorio.

40 millones en ayudas para la restauración

“Tenemos unas cifras muy preocupantes, con un riesgo de rebrote altísimo”, ha señalado el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, que ha considerado que “hay que actuar cuanto antes“. Aragonès ha reconocido que las medidas son dolorosas para el sector de la restauración, para el que ha dicho que se preparan medidas de ayuda directa, algo que se aprobaría el próximo martes en el Consejo Ejecutivo. Ha anunciado en este sentido un fondo de 40 millones de euros, y una línea de avales a partir de 12.000 euros para cubrir pagos. “La prioridad es salvar vidas”, ha explicado.

La Generalitat también pretende impulsar una claúsula dentro del Código Civil catalán que contemple las circunstancias extraordinarias en el caso de renovación de contratos. “La pretensión es que en caso de parón de la actividad económica, el arrendatario pueda aplazar el pago de los alquileres mientras no genere ingresos”, ha añadido la portavoz de la Generalitat y consejera de Presidencia, Meritxell Budó.

La Generalitat ha pedido a la población que restrinja en la medida de lo posible las interacciones sociales y la movilidad. “El encuentro con amigos, con familiares, tendrá que esperar. Actuamos ahora con contundencia para evitar un confinamiento más estricto después”, ha añadido Aragonès. “Lo hemos aprendido, sabemos cómo pararlo, tenemos la experiencia. Paramos la primera ola, y podemos parar la segunda”, ha proseguido el vicepresidente, acompañado de los consejeros de Salud e Interior, así como de la citada Budó.

Desde la Generalitat no se ha evitado la lectura política que se puede dar a las medidas, señalando en este caso que de la lucha contra la Covid “se puede hacer una guerra política o de banderas, como se ha visto cerca de aquí”, en alusión a la Comunidad de Madrid. “Incluso abrazando el negacionismo. Aquí seremos responsables, actuaremos cuando toque y con absoluta transparencia”, ha añadido.

Críticas políticas y de los restauradores

La reacción de los comerciantes y restauradores ha sido negativa. Según ha anunciado este miércoles la patronal del sector Fecasarm, se recurrirá la decisión ante los tribunales para bloquear una medida que consideran «insólita y desproporcionada». En el campo político, el PP ya ha mostrado su oposición a las medidas, al igual que el primer teniente de alcalde de Barcelona y socio de Ada Colau, Jaume Collboni (PSC).

Las medidas se anuncian tras una semana de crecimiento disparado de los datos, tendencia que se han confirmado con la actualización de hoy. Según los datos ofrecidos por la Generalitat, en las últimas 24 horas se han notificado 1.620 nuevos contagios a partir de pruebas PCR, 23 fallecidos y 40 nuevos hospitalizados, con lo que ya son en total 1.024 los pacientes de Covid-19 ingresados, 189 de ellos en la UCI, 17 más que ayer, el mismo número que había el 26 de mayo.

Según los datos de la evolución epidemiológica actualizados este miércoles por el Departamento de Salud, el índice de crecimiento potencial o riesgo de rebrote (EPG) -número de infectados por cada 100.000 habitantes multiplicado por la velocidad de reproducción- sigue subiendo y se ha situado en 362,1, un total de 24 puntos más que ayer. La velocidad de reproducción de la enfermedad es de 1,37, cuatro centésimas más que la víspera, es decir, cada infectado contagia de media a más de una persona. Hay 279,5 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

El total de casos confirmados de coronavirus desde el inicio de la pandemia es de 189.194, lo que supone 1.620 nuevos contagios desde ayer, de los que 162.660 son positivos confirmados por PCR, 1.510 en las últimas 24 horas.

Fuente

+ Información
Pulsa para comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *