Connect with us

Noticias

Calvente, ante el juez: «Iglesias estaba acojonado por si realmente Villarejo tenía cosas»

Calvente, ante el juez: «Iglesias estaba acojonado por si realmente Villarejo tenía cosas» 1

El exabogado de Podemos José Manuel Calvente explicó la semana pasada como testigo ante el juez de la Audiencia Nacional que investiga por qué el contenido del móvil sustraído a la ex asesora de Pablo Iglesias
Dina Bousselham acabó entre los archivos del comisario Villarejo y pasó por al menos dos redacciones. Tras ratificar que, en su opinión, fue todo un «montaje» y una «patraña» orquestada por la cúpula de Podemos, aportó las tres opciones que según le trasladaron, explican por qué Iglesias acabó personándose como perjudicado en la causa.

«No nos engañemos. Cuando se hallaron los archivos de Villarejo se abrieron tres posibilidades: Iglesias se ha acojonado, porque si Villarejo realmente tiene cosas y esto se mete en una causa, va a salir filtrado mañana y a saber el daño que va a hacer. Segundo, podemos retomar el tema de las cloacas: lo enlazo y demuestro que me han estado persiguiendo. Tercera opción: vamos a utilizar esto para paralizar una causa en el Tribuna Supremo, un recurso de casación y de hecho se utilizó», declaró a preguntas del juez Manuel García Castellón.

Durante la declaración, a la que ha tenido acceso íntegro ABC, Calvente incidió en este asunto y planteó que «habrá que preguntar al fiscal» del caso, en referencia directa a Ignacio Stampa, por qué llamó a Iglesias como perjudicado si desde Podemos, sólo se había instado la personación de Dina Bousselham. «Mi idea no era personar a Iglesias al menos en ese momento y además los fiscales se lo dijeron a Alejandro Gámez y a Marta Flor Nuñez (abogados de Podemos en la causa), que son perjudicados todos los integrantes en el chat», añadió.

Calvente, que llegó a hablar de «connivencia con la Fiscalía», reconoció no obstante que en esta fase ya le habían apartado del asunto porque, de hecho, se enteró «por la prensa» de que Bousselham e Iglesias habían comparecido en marzo de 2020 en la Audiencia Nacional. Según su declaración, llamó entonces a la responsable del equipo legal, Gloria Elizo: «Me confiesa que lo han estado llevando en secreto ellos (los mencionados abogados) porque ahí había una estrategia. Se quería hacer un tema mediático de este asunto».

Sobre esa estrategia, afirmó que según supo –sin concretar cómo ni de quién– se creó «un comité de crisis entre Irene Montero, Pablo Iglesias, Juanma del Olmo y Rafa Mayoral para gestionar esto del caso Villarejo y ahí se diseña toda la estrategia». «Es muy sencilla: Vamos a utilizar el caso Villarejo en beneficio político. A través de los contactos de Flor en Fiscalía conseguiremos que participe Iglesias y es mejor que le llamen a declarar a que presentemos un escrito, porque estamos a expensas de que el juez lo admita y puede tardar. Si yo he pactado que me llamen es mucho más claro que va a ser más rápido y más eficaz», apuntó. «Aquí lo que se quería era destacar a Iglesias y que fuera llamado por la Fiscalía como perjudicado por las cloacas del Estado», añadió.

Para ello, siempre según su versión, «han ocultado que las capturas las hizo Dina». «Han ocultado datos importantes», detalló ante el juez, para incidir en que cuando se interesó por este asunto le «confesaron» -de nuevo sin identificar quién- la verdad. «Me confiesan, Jose Manuel, no seas tonto (…) sabes lo que hay».

La ampliación de la denuncia

En cuanto al por qué entiende que todo fue un montaje, remite al debate entre miembros del equipo legal que se mantuvo tras la publicación en OkDiario de los pantallazos de chat tomados desde el móvil de Bousselham. «Lo que nos dijo Gloria Elizo es que las capturas las había realizado Dina con su propio móvil y que lo más probable, es que la hubiera difundido a terceras personas y que esas personas las hubieran filtrado para hacer daño a Iglesias», comentó.

Sin embargo, la misma Elizo, según su versión, impuso en julio de 2016, tras la difusión de los contenidos en prensa, que se ampliase la denuncia por el robo. «Al final, da la orden de decir a Dina que amplíe la denuncia y lo de la posible filtración es inviable por dos motivos: porque vamos a tener que implicar a todo el chat como posibles filtradores y por la propia Dina, porque si ella ha hecho las capturas y las ha reenviado, ella va a salir perjudicada. Con lo cual se descarta la filtración interesada (…) Se descartó ir por la vía de la filtración para evitar salpicar a personas de la ejecutiva y a la propia Dina. Se presentó como mal menor ampliar la denuncia«, añadió.

«Y miembros del equipo insistieron hasta el último momento ‘no denunciemos porque esto se va a volver en contra de nosotros’. Se presentó al denuncia y como no sabíamos nada de la tarjeta, se presentó sin la tarjeta».

Además, no cuadraba un asunto y son las fechas porque el robo se produjo en noviembre de 2015. Calvo considera que si la policía patriótica hubiera estado tras la maniobra «habrían ido con toda la caballería» contra Iglesias y la información se habría publicado antes de las elecciones de diciembre del 18 o, al menos, antes de las celebradas en 2019. «Es absurdo».

Bousselham, en todo esto, no tuvo ni voz ni voto, según Calvente: «Se la considera una militante y como es una militante podemos decide lo que tiene que hacer esa chica. Podemos decide ampliar la denuncia, pues la chica amplia la denuncia. No existe una libertad del cliente, no. Ella ha hecho lo que le han dicho que tiene que hacer».

Fuente

+ Información
Pulsa para comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *